Dieciochenos

Dieciochenos valencianos, desde Felipe III a Carlos III el Pretendiente.


Deja un comentario

Colección Wellenheim

Leopold Welzl von Wellenheim (1773-1848), fue un coleccionista de monedas y medallas de Viena (Austria).

(Acuarela de Anton Hähnisch, 1844)

Según un contrato de compra, con fecha del 4 de febrero de 1843, vendió la totalidad de su colección, junto a libros, estatuas, piedras talladas, anillos y sellos a su hijo Wilhelm Welzl von Wellenheim (1799-1858) por 57.340 florines.

La colección fue subastada en varias partes entre 1845 y 1847 en Viena. En el primer volumen de la colección se describen 16.767 monedas antiguas, entre griegas y romanas.

El segundo volumen incluía las monedas y medallas medievales y modernas, contando con una primera parte de 12.428 monedas y una segunda de 15.818.

La primera parte de este segundo volumen puede ser consultada a través de este enlace de la Biblioteca Estatal de Baviera (Alemania).

La primera subasta pública fue el 10 de febrero de 1845, otra el 7 de enero de 1846, las monedas griegas se subastaron el 15 de febrero de 1847, y las romanas el 18 de octubre de 1847.

En cuanto a las monedas valencianas que poseía, habían dieciochenos de 1610, 1623, 1641, y la moneda a través de la cual he conocido la existencia de esta colección.

Mateu y Llopis, en su libro “La ceca de Valencia y las acuñaciones de los siglos XIII al XIX” (1929), hace una referencia a una extraña moneda de 1650 (nº 394 del catálogo):

Un supuesto medio dieciocheno, o “novenet”, del que no ha sido posible encontrar ninguna imagen, así como de ninguna otra moneda valenciana de esta colección.

Quizás se tratase de un ejemplar muy recortado, al que su propietario clasificó como medio dieciocheno, y Mateu y Llopis, sin haberlo visto, lo consideró como tal en su libro.

 

Anuncios


2 comentarios

El “Novenet”

El medio real o novenet era un divisor del real de plata valenciano. Tenía un valor de nueve dineros, es decir, la mitad que un dieciocheno.

La primera disposición que se conoce para la acuñación de novenets está fechada el 15 de agosto de 1610, cuando por Real Privilegio de Felipe III, se autorizó la acuñación de 100.000 libras de plata en forma de reals valencians (que eran los doblones), dihuytens o dieciochenos y novenets o medios dihuytens.

Hay dieciochenos de esta fecha, con el peso teórico para ser considerados como tal, que suelen ser (mal) clasificados como novenets.

Suele ser en los casos en los que el módulo de la moneda es más reducido de lo habitual.

1610vic

En agosto de 1614, a petición de los Jurados de Valencia, se concedió la licencia para acuñar 150.000 libras en dieciochenos y medios reales.

Debido a la escasez de moneda en 1617, la ciudad de Valencia debía ser autorizada de nuevo para la acuñación de monedas, pidiéndosele al rey que la cantidad fuese de 300.000 libras de plata a repartir en monedas de 3 y 6 sueldos, dieciochenos y medios reales, pero solo le fueron concedidas, y por dos años, 150.000 libras.

En 1622, el rey concedió otra autorización para batir moneda de plata, y entre 1623 y 1624 salieron de la Ceca grandes cantidades de dieciochenos y medios reales.

Durante el reinado de Carlos II, en 1682, se intentó modernizar el método de la acuñación de las monedas de plata, utilizando para ello el método de acuñación con rodillos, siendo este poco exitoso y retomándose la tradicional a martillo.

Estas nuevas acuñaciones de 1682, con el método tradicional, presentan dos tipos de variantes, una que lleva la marca de valor en el anverso, a los lados de busto del rey, y otra que no.

Esta última suele ser también confundida con un novenet por el detalle de no tener la marca de valor.

A pesar de ello, ambos tipos de variantes presentan el peso teórico para ser considerados dieciochenos.

5120257290_f1715cfaa9_b

1682

———————————————————————————————————————————————————

Bibliografía:

Tormo Ferriols, Francisco. “Una ocultación de la Guerra de Sucesión de la calle Fos (Valencia). Tesoros monetarios de Valencia y su entorno. Pags. 299-312. 2005.

Mateu y Llopis, Felipe. “La Ceca de Valencia y las acuñaciones valencianas de los siglos XIII al XVIII”. 1929.

Mateu y Llopis, Felipe. “El Dieciocheno. Notas y documentos sobre un valor monetario del Reino de Valencia durante Felipe III y Felipe IV (1598-1665)”. Nvmisma 8, nº33, pp. 22-71. 1958.

Sendra, J. A. “Las acuñaciones de plata en Valencia durante el reinado de Carlos II”. ARCHIVO DE PREHISTORIA LEVANTINA. Diputación de Valencia, 2008.


9 comentarios

Felipe III – 1610 (Fraccionado)

dpn

Dieciocheno fraccionado, posiblemente para circular como “novenet”, o lo que es lo mismo, medio dieciocheno.

Tiene un peso de 0,9 gramos.

A pesar de no verse los segundos dígitos de la fecha, se sabe que es de 1610 ya que presenta el escudo de Valencia en su variante de tres barras, la cual únicamente es conocida en esa fecha.

Por el tipo de busto del rey, debe ser similar al dieciocheno presentado en esta entrada:

(https://dieciochenos.wordpress.com/2012/11/02/felipe-iii-1610-5/)

En el anverso parece que lleva la letra N de forma tumbada en la parte derecha del busto, posiblemente debido a una doble acuñación, aunque en lo que puede apreciarse en la imagen, no hay otros restos de esa doble acuñación.

Además, la leyenda tipo en el anverso de los dieciochenos de 1610 sería “PHILIPPVS DEI GRACIA”, en la cual no aparece ninguna N, ni tampoco en las diferentes variantes de esta leyenda (1).

Qué opináis que puede ser?

(1) T. Sendra “Los dieciochenos valencianos con fecha 1610. Tipologías y propuesta de atribución cronológica”, pág. 972.


Deja un comentario

Carlos II – 1682 (Sin marca de valor en anverso)

En muchos catálogos y subastas, los dieciochenos de 1682 sin marca de valor en el anverso aparecen clasificados como “novenets”. Estas monedas son realmente dieciochenos, ya que tienen el mismo peso que las que llevan la marca de valor, y no la mitad del mismo, que es lo que haría que fuera un “novenet”.

Se da más información en el artículo “Las acuñaciones de plata en Valencia durante el reinado de Carlos II”.

Estos dieciochenos sin marca de valor son bastante raros.