Dieciochenos

Dieciochenos valencianos, desde Felipe III a Carlos III el Pretendiente.


Deja un comentario

Felipe IV – 1641 (1-S en anverso)

16411s

Rara variante del dieciocheno de 1641 por presentar en el anverso la marca de valor en forma de 1-S en lugar del 1-8 habitual.

Otros ejemplares que he podido ver con esta particularidad corresponden a un mismo cuño de anverso, lo cual demuestra la rareza de esta variante.

Anuncios


2 comentarios

El “Novenet”

El medio real o novenet era un divisor del real de plata valenciano. Tenía un valor de nueve dineros, es decir, la mitad que un dieciocheno.

La primera disposición que se conoce para la acuñación de novenets está fechada el 15 de agosto de 1610, cuando por Real Privilegio de Felipe III, se autorizó la acuñación de 100.000 libras de plata en forma de reals valencians (que eran los doblones), dihuytens o dieciochenos y novenets o medios dihuytens.

Hay dieciochenos de esta fecha, con el peso teórico para ser considerados como tal, que suelen ser (mal) clasificados como novenets.

Suele ser en los casos en los que el módulo de la moneda es más reducido de lo habitual.

1610vic

En agosto de 1614, a petición de los Jurados de Valencia, se concedió la licencia para acuñar 150.000 libras en dieciochenos y medios reales.

Debido a la escasez de moneda en 1617, la ciudad de Valencia debía ser autorizada de nuevo para la acuñación de monedas, pidiéndosele al rey que la cantidad fuese de 300.000 libras de plata a repartir en monedas de 3 y 6 sueldos, dieciochenos y medios reales, pero solo le fueron concedidas, y por dos años, 150.000 libras.

En 1622, el rey concedió otra autorización para batir moneda de plata, y entre 1623 y 1624 salieron de la Ceca grandes cantidades de dieciochenos y medios reales.

Durante el reinado de Carlos II, en 1682, se intentó modernizar el método de la acuñación de las monedas de plata, utilizando para ello el método de acuñación con rodillos, siendo este poco exitoso y retomándose la tradicional a martillo.

Estas nuevas acuñaciones de 1682, con el método tradicional, presentan dos tipos de variantes, una que lleva la marca de valor en el anverso, a los lados de busto del rey, y otra que no.

Esta última suele ser también confundida con un novenet por el detalle de no tener la marca de valor.

A pesar de ello, ambos tipos de variantes presentan el peso teórico para ser considerados dieciochenos.

5120257290_f1715cfaa9_b

1682

———————————————————————————————————————————————————

Bibliografía:

Tormo Ferriols, Francisco. “Una ocultación de la Guerra de Sucesión de la calle Fos (Valencia). Tesoros monetarios de Valencia y su entorno. Pags. 299-312. 2005.

Mateu y Llopis, Felipe. “La Ceca de Valencia y las acuñaciones valencianas de los siglos XIII al XVIII”. 1929.

Mateu y Llopis, Felipe. “El Dieciocheno. Notas y documentos sobre un valor monetario del Reino de Valencia durante Felipe III y Felipe IV (1598-1665)”. Nvmisma 8, nº33, pp. 22-71. 1958.

Sendra, J. A. “Las acuñaciones de plata en Valencia durante el reinado de Carlos II”. ARCHIVO DE PREHISTORIA LEVANTINA. Diputación de Valencia, 2008.


Deja un comentario

Variante del dieciocheno de 1610 entre puntos

Una de las variantes más raras de los dieciochenos con fecha de 1610, es la que presenta una serie de puntos a los lados del busto del anverso.

En los catálogos y artículos en los que es mencionada esta variante, aparece clasificada con un reverso de cuatro barras y tres palos, ya que es habitual que en las emisiones más raras, las monedas compartan cuños tanto de anverso como de reverso.

IMG_0091

(Petit, R. Nuestras monedas. Las cecas valencianas. 1981. núm. 291) (Foto de JDVZ)

Se conoce también otra variante, la cual lleva un reverso de tres barras y dos palos, publicada en esta otra entrada del blog:

https://dieciochenos.wordpress.com/2013/07/04/felipe-iii-1610-busto-entre-puntos/

Heiss 1

(Heiss, A. “Descripción general de las monedas Hispano-cristianas desde la invasión de los árabes”. Tomo II, Lámina 101, nº 2., 1962.)

1610puntos

Además, existe una reproducción de un dieciocheno (https://dieciochenos.wordpress.com/2012/11/02/felipe-iii-1610-falsificacion-moderna/), que también lleva esta variante.

1610f

————————————————————————————————————————————————–

Bibliografía:

-Petit, R. Nuestras monedas. Las cecas valencianas. 1981.

-Sendra, J.A. “Los dieciochenos valencianos con fecha 1610. Tipologías y propuesta de atribución cronológica”. XVI Congreso Nacional de Numismática, Madrid 2011, p. 974.

-Heiss, A. “Descripción general de las monedas Hispano-cristianas desde la invasión de los árabes”. Tomo II, Lámina 101, nº 2., 1962.


Deja un comentario

Puntos en el anverso (Parte II) / 1640 – 1654

En una entrada anterior (véase Puntos en el anverso (Parte I) / 1610 – 1624) se comentaba acerca de las variantes debido a la aparición de una serie de puntos en el anverso, concretamente a los lados del busto, entre los adornos que lo rodean.

Esta característica se daba en el periodo comprendido entre 1610 y 1624, en los cuales los dieciochenos eran acuñados bajo el reinado de Felipe III.

A partir de 1640, año en el cual se reanudan las acuñaciones, esta vez reinando Felipe IV, se eliminan los adornos del anverso, apareciendo en su lugar la marca de valor 1-8.

Por ello, los puntos aparecen sobre la corona del busto del rey, cabiendo la posibilidad de que sean adornos que remataran las puntas de la corona.

En la siguiente tabla pueden verse los diferentes años comprendidos en este periodo y la cantidad de variantes por puntos que pueden encontrarse en cada uno de ellos:

imagenpunt


2 comentarios

Felipe IV – 1601 (Error en la fecha)

160122

Una de las variantes publicadas más raras que se conocen es la que lleva fecha de 1601.

Esta entrada está basada en un interesante debate acerca de esta variante que se produjo en el foro Omni, en el año 2009.  Aquí puede leerse el hilo original del mismo:

http://www.identificacion-numismatica.com/t20203-debate-dieciocheno-error-1601-interesante

El motivo principal por el cual se descarta que el dieciocheno corresponda a la fecha que aparece grabada es que la acuñación de dieciochenos comenzó en el año 1610, como así lo atestiguan los diferentes documentos existentes (1).

También se puede descartar que pertenezca a ese mismo año de 1610, y que por un error del grabador presente la segunda parte de la fecha de forma invertida.

Para ello, observando el estilo del grabado del anverso, se puede afinar más en cuanto a que periodo ubicar su acuñación, claramente posterior:

A partir de 1640, y hasta 1706, comienza a incluirse la marca de valor 1-8 en el anverso; anteriormente, desde 1610 (2) hasta 1624, el lugar de la marca de valor era ocupado por adornos lobulados, a cada lado del busto del rey. Además, el busto no corresponde al tipo utilizado en años anteriores, siendo el de la moneda aquí presentada más ancho que los del reinado de Felipe III, y que fue utilizado a partir de la década de 1650.

Basándose en los comentarios del primer enlace, todos los dieciochenos con fecha 1601 comparten los mismo cuños de anverso y reverso, apreciándose en algunos de ellos parte de la leyenda correspondiente al reinado de Felipe IV, por lo cual este dieciocheno habría sido acuñado en el periodo entre 1650 y 1654, fecha en la cual se dejan de acuñar dieciochenos, hasta el reinado de Carlos II en 1681.

Otros dieciochenos de esta variante puede verse en los siguientes enlaces:

https://www.flickr.com/photos/30925537@N03/3404237641/

https://www.flickr.com/photos/30925537@N03/3523029386/

—————————————————————————————————————————————————————————————————————

(1) Véase Mateu y Llopis, F. “El Dieciocheno. Notas y documentos sobre un valor monetario del Reino de Valencia durante Felipe III y Felipe IV (1598-1665)”. Nvmisma 8, nº33, pp. 22-71. (1958).

(2) Se conoce un ejemplar rarísimo fechado en 1610, publicado por primera vez por R. Petit y J. Mª. Aledón en su libro “Catálogo de las monedas valencianas”, publicado en 1982. Puede verse en Sendra, J.A. “Los dieciochenos valencianos con fecha 1610. Tipologías y propuesta de atribución cronológica”. XVI Congreso Nacional de Numismática, Madrid 2011, pp. 971-996.